domingo, 2 de marzo de 2008

TÉCNICAS Y HÁBITOS DE ESTUDIO

Para muchos padres, apoderados y profesores, las técnicas y hábitos de estudio son un tema de vital importancia ya que existe directa relación con el buen rendimiento a nivel escolar.
Ahora bien, para que ustedes puedan saber qué es lo que le hace falta a aquellos niños que presentan un bajo rendimiento, primero debemos diferenciar un tema del otro:
Las técnicas de estudio, dicen relación con la forma de estudiar o de trabajar una materia. Esto se puede hacer de distintas maneras:
-subrayar lo más importante
-hacer cuadros comparativos
-hacer mapas conceptuales o esquemas
-hacer resúmenes
-etc
Entonces, mientras más se trabaja una misma información, más nos aseguramos de entenderla, aprenderla y más importante aún, de internalizarla.
Es importante tener en cuenta que no todos los niños tienen facilidades para esto, muchos están acostumbrados a leer una y otra vez, y otros no tienen bien desarrolladas las hbilidades necesarias para el manejo de estas estrategias, como por ejemplo, inferir y extraer la información más relevante o la idea esencial de un texto. Sin embargo, ambas cosas son solucionables; al primer tipo de niños sólo deben enseñársele nuevas técnicas que sean aplicables no sólo en lo académico si no que también en su vida diaria, al segundo tipo de niños se le debe realizar un plan de trabajo con una psicopedagoga.
Ahora, cuando hablamos de hábitos de estudio, en cambio, nos referimos a la frecuencia y tiempo de dedicación, pasando por los hábitos posturales(postura al estars entado) y por el lugar en que se estudia.
Veamos estos términos:
-frecuencia: cada cuánto estudia. Todos los días sería lo ideal.
-tiempo: el tiempo de dedicación depende de varios factores:
fatigabilidad del niño: se debe dejar descansar al niño cada cierto tiempo.
si se está preparando una prueba o examen.
si tiene o no tareas: si tiene muchas tareas no se le debe presionarcon algo extra. Al hacer sus tareas ya está estudiando.
Lo ideal para un buen hábito de estudio: Estudira, repasar, aplicando distintas técnicas, una o dos materias por día durante 45 minutos.Dependiendo de los factores mencionados anteriormente.
En caso de reparar una prueba o examen: si el niño ha hecho algo habitual el estudio diario y la utilización de técnicas, sólo queda el estudiar del material trabajado de la siguiente forma: -estudiar desde 45 minutoas a 1 hora( luego de eso la atención/concentración comienza a decaer).
-descansar hasta 15 minutos.
-volver a estudiar (continuar de esta manera segun sea necesario. DATO: si el niño toma un segundo recero, ese puede ser de hasta 30 minutos)
Es importante mencionar que para que se pueda logarar un buen nivel de concentración el lugar de estudio debe ser tranquilo, con una buena temperatura( ni frío, ni calor), el alumno debe estar sentado (sus pies apoyados en el suelo) en un escritorio que no le quede ni muy alto( como para apoyarse a dormir sobre él) ni muy bajo(que tenga que agacharse) y que tenga una lámpara que alumbre directamente sobre los cuadernos. (ojo: si el niño es zurdo la lámpara debe ir a l lado derecho y viceversa, la idea es no taparse la luz).
Cómo formar este hábito en los niños: Se les debe enseñar desde pequeños que el hacer tareas y estudiar es su responsabilidad, pueden solicitar ayuda, o lo que necesiten pero deben comprender que es su "trabajo". La manera más fácil es enseñándole a los niños que a cierta hora les corresponde estudiar. Si no saben ver la hora, explicarles por ejemplo, que puede ver un programa de televisión completo y que luego de eso debe ir aestudiar, o bien mostrarle en un reloj que cuando los palitos apunten tal número debe estudiar.
Cabe destacar que siempre deben descansar, comer o jugar durante 30 minutos o 1 hora entre que llegan del colegio y se ponen a estudiar. No olvidemos que son niños y que por sobretodo les gusta pasarlo bien y para ellos hacer tareas y estudiar todos los días es más que sificiente.
Recuerden siempre que a pesar de que el estudio es responsabilidad de ellos, debemos motivarlosy premiarlos si están haciendo bien sus deberes.